Té e infusiones medicinales

Té e infusiones medicinales

Té e infusiones medicinales

Las infusiones y té medicinales son la forma más agradable de cuidar nuestra salud, dormir mejor y ganar un tiempo de relajación al lado de los que amamos. Sin aditivos químicos, sin sabores artificiales y con un sabor 100% natural, los tés e infusiones naturales tienen los máximos beneficios para tu salud.

El poder curativo de las infusiones

Estas preparaciones a base de yerbas silvestres dan distintos beneficios para nuestra salud. La naturaleza pone a nuestra predisposición un enorme abanico que, si se saben utilizar, pueden aportar más de una alegría a nuestro organismo

Desde tiempos inmemoriales, la gastronomía se ha favorecido de las bondades de las yerbas silvestres (romero, tomillo, clavo….), puesto que ponen una nota de sabor propia a las preparaciones culinarias, fortalecen su sabor, le aportan un particular aroma y, en consecuencia, nos dan un festival de sensaciones.

De igual modo infusionadas no solo asisten a templar el cuerpo –es indiscutible que se agradece en extremo en el invierno cuando el frío aprieta–, sino adquieren propiedades medicinales, las que contribuyen a atenuar un buen número de males y, lo que es mejor, de forma completamente natural.

Seguro que hay más de un lector que más de una vez ha escuchado “tómate una manzanilla y el dolor estomacal remitirá” o bien “toma una infusión de tila, ya vas a ver como te relaja”.

Afortunadamente, la naturaleza pone a nuestra predisposición un planeta (para muchos ignoto) de yerbas y plantas, cada una de las que tiene sus principios activos, que, si se utilizan apropiadamente, pueden reportar abundantes beneficios a nuestra salud.

Infusión no es exactamente lo mismo que tisana
Claro que, a fin de que dichos beneficios surtan el efecto deseado y sus principios activos efectúen la función que les toca, es esencial saber realizar este género de yerbas.

Y en infusión es como mejor se aprovechan sus bondades medicinales, terapéuticas y aromatizadas. Para hacerla, a la inversa de lo que muchos creen, hay que calentar el agua (jamás hervirla) y después añadir la cantidad de planta deseada.

Si, al contrario, el agua hierve, ya no es una infusión, sino más bien una tisana. Además de esto, con el proceso de ebullición la planta puede perder alguno de sus principios activos, sobre todo los aromatizados.

Las yerbas adquieren propiedades medicinales, que atenúan naturalmente un buen número de males

Por ende, las plantas herbarias comportan abundantes beneficios para nuestro organismo y, por lo tanto, para el bienestar personal. Para quienes deseen beneficiarse de sus bondades o bien sencillamente gozar del sabor de estos brebajes, hete aquí ciertos ejemplos.

Manzanilla: trastornos digestibles

 

Pompadour Té Infusion Manzanilla - 100 bolsitas - [pack de 2]La manzanilla es, con permiso del poleo menta, la reina de las infusiones, omnipresente en las alacenas patrias. En la Antigüedad esta yerba era usada por las mujeres embarazadas para aliviar las náuseas, de este modo para relajar la tensión muscular a lo largo del parto.

Tal empleo era un acierto, puesto que la manzanilla tiene propiedades calmantes y, además de esto, digestibles.

No en balde ayuda a mitigar los trastornos digestibles leves, sobre todo los relacionados con la minoración de las flatulencias, la reparación de la membrana gástrica o bien la regulación de los movimientos de la musculatura intestinal.

Aun es buena aliada para atenuar los dolores derivados de la regla.

Melisa y tila: estados anímicos

JOSENEA Melisa Tila Hierbaluisa Bio Granel 25 Gr, 100 g

La melisa, originaria de las zonas mediterráneas del sur de Europa, ya era utilizada por los frailes carmelitas para la preparación de su popular agua del Carmen, asimismo famosa como agua de Toronjil, cuya finalidad es la calma de los estados inquietos.

En nuestros días se prosigue utilizando (atinadamente) para aliviar los nervios y para reducir los estados de ansiedad. Además de esto, parece que esta yerba silvestre, de color vivo y regusto a limón, ayuda a aliviar las palpitaciones y atenuar los casos de asma.

Por su lado, la tila infusionada es una de las más recurridas para mitigar los estados de ansiedad, la sofocación y el agobio, puesto que tiene propiedades relajantes.

 

Salvia: estimula el sistema circulatorio

Aromasenses - Salvia Blanca de California - 3 Atados de 10 cm Aprox

Originaria del sur de Europa, esta planta aromatizada y medicinal tiene siglos de historia a sus espaldas, puesto que ya era empleada por los romanos para fomentar la cicatrización de las heridas y para curar las fiebres y los inconvenientes menstruales.

Fuere como fuese, con lo que resalta es por su propiedad estimulante o bien emenagoga.

O sea, estimula el flujo sanguíneo en la zona del útero y de la pelvis y, además de esto, promueve la regla, con lo que puede asistir a atenuar las reglas difíciles.

Pese a sus bondades, se aconseja no ingerirla a lo largo de la temporada de lactancia, puesto que puede inhibir la producción de leche materna.

 Beneficios de tomar infusiones con cierta frecuencia

En las últimas décadas, la ciencia ha confirmado que el consumo de estas bebidas ofrece muchos beneficios para la salud

Las infusiones son parte de la rutina rutinaria de bastante gente.

De forma consciente o bien no, las personas que las consumen aprovechan los abundantes beneficios de ingerir estas bebidas.

Unos beneficios que no se restringen a las cualidades derivadas de los componentes orgánicos incluidos en ellas, sino van considerablemente más allí.

Ahora, un listado con 6 de las primordiales ventajas de aficionarse al consumo de infusiones.

1. Combaten el frío
En un invierno tan intenso como el que estamos atravesando, la capacidad de las infusiones de contribuir al calor anatómico se torna indudablemente una de las más señaladas. Una bebida caliente ayuda sobre todo a combatir la sensación de frío, esa que frecuentemente se queda en el cuerpo y que lleva a decir que uno “está destemplado”.

Por motivos como éstos, las infusiones que más asisten a combatir el frío son las que asisten a progresar la circulación sanguínea, entre las que se pueden resaltar el jengibre y la menta, como la cola de caballo, el diente de león, la corteza de sauce y el romero. Y si nos atrevemos, las que poseen cebolla y ajo.

2. Asisten a relajarse
Las infusiones de determinadas yerbas tienen efectos relajantes y calmantes. Con ese fin las han bebido personas de incontables etnias durante la historia, y –en nuestros tiempos– distintos estudios científicos han comprobado esa cualidad en el caso de la manzanilla, la tila, la valeriana y el té de Ashwagandha, una infusión consumida con mucha frecuencia por los practicantes de religiones orientales como el hinduismo.

A otras muchas clases de yerbas se les atribuyen capacidades relajantes, como la pasionaria, la lavanda, el té de Kava y el cedrón o bien hierbaluisa. En estos casos, los estudios científicos son escasos o bien carecen de contundencia para asegurar que asisten a sosegar el organismo y reducir el agobio.

De todas y cada una maneras, siempre y cuando prepararse y tomar una infusión implique hacer una pausa y bajar el ritmo acelerado del día, va a ser una suerte de antídoto natural contra la ansiedad que en ocasiones produce una vida muy acelerada.

3. Favorecen un sueño más saludable
Prácticamente como una consecuencia de la relajación citada en el punto precedente, muchas infusiones asimismo asisten a dormir mejor. La cuestión es que no son solo sus propiedades orgánicas las que tienen un potencial ventajoso en ese sentido.

Una infusión al final del día puede ser parte de una especie de ritual que incluya asimismo otros hábitos saludables para eludir el insomnio, como cenar de forma ligera, eludir el ejercicio físico intensa y el empleo excesivo del móvil en las últimas horas del día, crear un ambiente favorezco, acostarse siempre y en todo momento a exactamente la misma hora, etcétera

4. Contribuyen a una buena digestión
Las propiedades digestibles de las infusiones asimismo se encuentran entre las más citadas al charlar de sus beneficios, y pueden ser realmente oportunas en tiempos en que el frío intenso puede fomentar los atracones.

Ciertas yerbas ya mentadas contribuyen a metabolizar los comestibles ingeridos, particularmente la manzanilla, la menta y el jengibre, como el boldo, el hinojo y la alcachofa (estos últimos deben evitarse a lo largo del embarazo y la lactancia). Asimismo el té ofrece beneficios digestibles.

Si bien a veces se utilizan como sinónimos, té y también infusión no son lo mismo: el primero procede de una planta llamada Camellia sinensis, de la que se consiguen sus variedades tonales (té negro, té verde, pu–erh o bien té colorado, té amarillo, té blanco, oolong o bien té azul), y contiene cafeína, que en un caso así es llamada teína. De ahí que, los tés no se aconsejan para la relajación o bien el sueño, mas sí para la digestión, aparte de sus otros efectos positivos para la salud.

5. Favorecen una buena hidratación
Si bien generalmente el peligro de deshidratación se relaciona sobre todo con el verano y las elevadas temperaturas, asimismo puede generarse en invierno. Concretamente, por el hecho de que el frío reduce la sensación de sed, lo que puede llevar a una deficiente ingesta de líquidos.

Más todavía en el caso de los adultos mayores, puesto que la sensación de sed asimismo se reduce con la edad, sobre todo desde los sesenta y cinco años. Por motivos como éstos, agregar el hábito de tomar infusiones puede resultar un buen aliado al instante de sostener una adecuada hidratación en el cuerpo.

6 Contrarrestan la retención de líquidos
Ciertas infusiones –como la de alcachofa, el hinojo, el diente de león, la cola de caballo y asimismo el té verde– tienen un esencial efecto diurético. Si se piensa en la hidratación, estas bebidas pueden ser contraproducentes.

La razón es que la cantidad de líquido ingerido normalmente es menor que el eliminado por medio de la orina. No obstante, estas últimas son ventajosas en otro sentido: asisten a combatir la retención de líquidos, un inconveniente bastante común y que asimismo puede ser resultado de un atracón de comida.

Si te ha gustado éste artículo, también te recomendamos:

 

– tienda online de productos naturales – productos naturales – productos naturales para el pelo – productos naturales para dormir – productos cosméticos naturales – productos naturales para adelgazar – productos naturales para la ansiedad – productos naturales para dormir profundamente – productos naturales para bajar el colesterol – tienda de productos naturales – tienda productos naturales –  productos naturales para el estreñimiento – productos naturales para el colesterol –

 

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
error: Contenido Protegido!!!