Remedios naturales para la piel atópica

Remedios naturales para la piel atópica

Remedios naturales para la piel atópica

Cuidar nuestra piel con los productos naturales más delicados es una de las mejores formas de conservar su lozanía, brillo y belleza por muchos años. Para darle una apariencia cuidada y siempre bella a tu piel, elige entre los mejores productos para hidratar, humectar y proteger tu piel contra la contaminación y el sol con ingredientes 100% naturales.

Cuando nuestra piel está sana es capaz de preservar la humedad natural y su superficie ofrece una protección excepcional en frente de alérgenos y bacterias. No sucede así cuando aparece la dermatitis atópica; esta perturbación cutánea compromete su capacidad para ejercer de mecanismo protector en frente de agentes irritantes.

Por esta razón, la piel de quienes sufren eczema se vuelve frágil a los factores ambientales. Cuáles son los remedios naturales para la piel atópica?

En Ecosuper, tu tienda virtual de confianza para productos naturales y ecológicos, somos muy conscientes del impacto que esta patología tiene en la calidad de vida de los pacientes.

Por este motivo, en compromiso con tu salud y la salud de los más pequeños de la casa, hemos elaborado esta guía para la prevención y tratamiento de la dermatitis atópica en lactantes, pequeños y adultos, escogiendo esmeradamente los remedios naturales para la piel atópica para calmar, arreglar y tratar la piel sensible con el máximo respeto y delicadez.

Remedios naturales para la piel atópica ¿Qué es la dermatitis atópica?

El eczema o dermatitis atópica se trata de una enfermedad inflamatoria de la piel que cursa con enrojecimiento, descamación y prurito. Aunque esta afección puede hacer su aparición a cualquier edad, tiene una singular incidencia en lactantes y pequeños.

Eczema o dermatitis atópica

Uno de los factores que más intranquiliza de esta nosología es su capacidad para volverse persistente y manifestarse de forma más intensa transcurrido un tiempo. Es verdad que, si bien hasta la data no se ha encontrado una cura para la dermatitis atópica, se ha comprobado la eficiencia de los antídotos naturales y las medidas de cuidado e higiene personal para prevenir y calmar sus síntomas. En esta guía te contamos los tratamientos naturales para sostener la dermatitis atópica a raya.

Origen y causas de la dermatitis atópica
Sabemos que la dermatitis atópica, que siembra sospecha frente a los primeros síntomas de descamación cutánea y prurito, acostumbra a aparecer en los primeros años de vida con peligro de volverse crónica.

Aunque su origen es multifactorial, los estudiosos han concluido que se presenta así como otras afecciones, por lo que sería más apropiado charlar de comorbilidad. Las alergias alimenticias, el asma, la rinitis alérgica (fiebre del heno) o la urticaria, están en el punto de atención de los especialistas, quienes apuntan a los trastornos hereditarios como un medidor fiable para valorar los factores de peligro.

Síntomas de la dermatitis atópica
La sequedad, los cambios de coloración, la sensibilidad, la inflamación, la descamación, el agrietamiento, la picazón y el enrojecimiento, son los primordiales efectos perceptibles en la piel de los pacientes con dermatitis atópica.

Sin embargo, el cuadro clínico de la enfermedad cambia conforme la etapa de la vida en la que el eczema haga su aparición. Más de la mitad de los pacientes experimentan dermatitis atópica ya antes del primer año de vida, siendo las placas eritematosas en el semblante, cuello, manos y abdomen los síntomas más frecuentes en lactantes.

En más del ochenta por ciento de los casos, la dermatitis atópica se hace evidente ya antes de los 5 años de vida y en los pacientes infantiles se observa un predominio del eczema seco o “piel de lija”, extendido ya, aparte de a las mentadas, a nuevas zonas anatómicos como los antebrazos y la cara interna de las rodillas.

Cuando la enfermedad persiste en la adolescencia y en la edad adulta, estamos frente a un caso crónico con presencia regular o intermitente de los brotes (que pueden llegar a desaparecer a lo largo de años). Teniendo presente la intensidad del picor experimentado en las zonas perjudicadas, es habitual que los pacientes con dermatitis atópica crónica rasquen el eczema de forma inconsciente en pos de alivio, algo que transcurrido el tiempo puede derivar en complicaciones: piel en carne viva, engrosada y atrofiada e, aun, inficionada, con presencia de protuberancias que pueden supurar líquido y dar sitio a la capacitación de costras.

La dermatitis atópica tiene un enorme impacto en la calidad de vida de pequeños y adultos. Los mejores aliados son la detección temprana y los cuidados personales de aplicación diaria. Juntos logran que la enfermedad cuente con un pronóstico considerablemente más conveniente.

¿Tiene cura?
Esta es la duda más frecuente entre las personas perjudicadas. La mala nueva es que la dermatitis atópica se trata de una nosología crónica que no se cura de forma terminante. La buena, que existen hoy día tratamientos naturales respetuosos con el organismo y de eficiencia probada para sostener los brotes bajo control e inhibir exitosamente la aparición de los capítulos agudos.

 ¿Qué Remedios naturales para la piel atópica puedo usar?

Debemos partir de una premisa básica: es más fácil supervisar la aparición de nuevos brotes que tratar los que ya se han manifestado. Y es que lograr que remita el eczema es un proceso que puede llevar tiempo. No obstante, con mucha paciencia, perseverancia y un conocimiento profundo de los antídotos que tenemos a nuestro alcance

Lo idóneo para quitarlo por completo sería descubrir qué está provocando el eczema (por servirnos de un ejemplo, una alergia alimenticia, en tal caso la dermatitis atópica desaparecería si frenamos la ingesta del alérgeno). Sin embargo, por el origen multifactorial del eczema esto no siempre y en toda circunstancia es posible.

De forma precautoria, podemos tomar ciertas cautelas para supervisar la aparición de nuevos brotes:

  • En el momento de lavar la ropa, decantarse por un limpiador sin conservantes ni alérgenos, que cuide nuestra piel y la de nuestro bebé, como este de Trébol Verde, que nos chifla por ser, además de esto, completamente ecológico y libre de atrocidad animal.
  • Tomar baños de agua templada que no superen los diez minutos (con lo que evitaremos la sequedad cutánea) y acabar la ducha con una loción hidratante singular para pieles sensibles, como la línea Malva Blanca de Weleda, de la que vamos a hablar con más detalle ahora.
  • Eludir los agentes externos que puedan irritar nuestra piel: las olores con alcohol y las fibras textiles que ocasionen escozor (como la lana). En su sitio, es conveniente escoger tejidos orgánicos y ropa suave, suelta y transpirable.
  • Darse una ducha justo después de efectuar ejercicio: sostener el sudor en la piel demasiado tiempo puede producir irritación.

¿Y si el brote ya ha aparecido? Las soluciones son extensas y más eficientes si las empleamos de forma combinada. Vamos a ver que el tratamiento va a depender, en una gran parte, del área anatómico en el que se haya manifestado la erupción.

Remedios caseros para dermatitis atópica en adultos

A lo largo de un brote, la manera inmediata de aliviar el picor es con la aplicación de compresas húmedas sobre la zona perjudicada. Podemos empaparlas en a) agua caliente mineral; o b) en una solución de una taza de agua templada y una taza de vinagre de manzana; o c) en el agua resultante de hervir avena o salvado de avena, muy eficiente en frente de la dermatitis atópica. Vamos a dejar actuar a lo largo de unos minutos y vamos a repetir día tras día hasta el momento en que la erupción remita.

Además de esto, hemos de ser siendo conscientes de que el cuidado de nuestro cuerpo a lo largo de un brote asimismo pasa por lo que ingerimos, y los próximos productos naturales pueden ayudar:

Los probióticos

remedios naturales para la piel atópica

El consumo de ciertas cepas de probióticos de Lactobacillus y Bifidobacterium semeja tener efectos positivos para las personas que padecen de eczema, y puede asistir en su prevención (dos). Ciertos estudiosos mantienen que el eczema es realmente una enfermedad que empieza en el aparato digestible por un desequilibrio en el microbioma. Por eso, los probióticos pueden ser ventajosos para los pacientes de eczema en lo que se refiere a que favorecen la diversidad de la vegetación intestinal y regulan la contestación inflamatoria del organismo. Aún así, se aconsejan más estudios, ya que los que hay hasta el instante ofrecen diferentes conclusiones.

En el momento de consumir probióticos, hay que rememorar que acostumbra a más efectivo adquirir un producto que incluya asimismo prebióticos, que actúan como “alimento” de estas bacterias, ayudando a una mejor colonización.

Aceite de onagra

Anuncio patrocinado: Aceite de Onagra 1300 mg, 180 Cápsulas - Suplemento de Perlas de Aceite de Onagra, Fuente de Ácidos G...

Los ácidos grasos Omega seis presentes en el aceite de onagra son geniales para el control en un largo plazo de la dermatitis atópica, por su poder antinflamatorio. El aceite de onagra, libre en cómodas perlas para su consumo oral diario, ayuda a arreglar la barrera cutánea dañada y a acrecentar la resistencia de la piel a los alérgenos, microorganismos y agentes irritantes.

Diastasa de cerveza

Ingerir diastasa de cerveza es otro gran antídoto natural para combatir la dermatitis atópica. A fin de que su principio activo surta efecto es preciso que el consumo sea diario. Su presentación comercial en polvo o comprimidos facilita la integración de la diastasa de cerveza a cualquier bebida de consumo frecuente.

Infusiones depuratorias de raíz de bardana, cola de caballo y ortiga
Existen infusiones diuréticas que nos dejan liberar toxinas y que podemos tomar diariamente, como la raíz de bardana, la ortiga o la cola de caballo, ideales para depurar el organismo y prevenir y tratar la aparición del eczema (tres)

Cremas y aceites naturales como el aloe, el aceite de coco y el aceite de jojoba

Las propiedades de los aceites naturales son extensamente conocidas desde hace cientos y cientos de años. Mas si procuramos arreglar la barrera natural de la piel dañada, en el caso de los pacientes con eczema es del mismo modo esencial conocer cuáles son los aceites y cremas naturales respetuosos con nuestra epidermis como tener claros los componentes que debemos evitar:

  • Propylene Glycol, muy empleado en productos cosméticos
  • Olores y/o perfumes
  • Conservantes como Formaldehído, Methylisothiazolinone y el ácido sórbico, entre otros muchos.

Desde Ecosuper te invitamos a las próximas soluciones de cosmética natural segura para el tratamiento de la dermatitis atópica:

Aceite de coco virgen

Anuncio patrocinado: Naturseed Aceite de coco - Virgen Extra Organico, Ecologico - Puro, Natural - 1000ml - Para el Cabell...

El aceite de coco, que merced al ácido laúrico y la monolaurina, frena la acción de ciertas bacterias como la Staphylococcus aureus. En comparación con el aceite mineral (la solución comercial más extendida para aplicar a la piel del bebé), el aceite de coco virgen tiene una capacidad superior para combatir el eczema.

Malva blanca

WELEDA Crema Facial de Malva Blanca (1x 50 ml)
La malva blanca que, como vamos a ver, es una planta muy utilizada en productos cosméticos natural para la piel atópica, logra sostener la humedad natural de la piel reconstruyendo la capa hidrolipídica. La leche anatómico de malva blanca de Weleda nos chifla por su composición, a base de extracto pensamiento silvestre y extracto de malva, plenamente natural y libre de perfumes y agentes dañinos e irritantes.

Aceite de jojoba
Su alta concentración de ceramida logra una profunda hidratación y una restauración del equilibrio graso de la piel seca.

Gel de aloe cien por ciento puro
El aloe tiene un alto poder cicatrizante, antimicrobiano y antioxidante. En el momento de adquirir un gel, hay que cerciorarse de que este es cien por ciento puro, y se ha extraído de forma natural de la planta, sin pasterizar.

Caléndula
Si hay una planta de referencia para el tratamiento de las pieles sensibles, esa es la caléndula, merced a sus propiedades hidratantes, asépticas, cicatrizantes y antiinflamatorias.

Baños de avena y agua de mar
De igual modo que todos y cada uno de los aceites naturales no son ventajosos para el tratamiento del eczema, tampoco todas y cada una de las aguas lo son. Aquellas con alto contenido en calcio, magnesio, bromuro y cloruro pueden resultar irritantes.

Para progresar la dermatitis atópica están extensamente recomendados los baños con agua de mar (que podemos incorporar de forma cómoda a nuestra bañera) y los baños de avena. El agua de mar es una fuente inusual de nutrientes y oligoelementos, que contribuyen a la salud de la piel. Y para gozar de las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la avena (cuatro) en frente de la dermatitis atópica (merced a su contenido en avenantramidas y vitamina liposoluble E), podemos zambullirnos de manera directa en el agua resultante de hervir avena o salvado de avena. Otra alternativa es la avena coloidal, genial para cubrir nuestra piel de la capa protectora que suprime el eczema.

Video de Remedios naturales para la piel atópica

Si te ha gustado éste contenido sobre Remedios naturales para la piel atópica, también te recomendamos:

crema para dermatitis atópica en adultos, remedios caseros para la alergia en la piel, hierbas para eczema, remedios caseros para piel irritada y roja, remedios naturales para la piel atópica, remedios naturales para la piel atópica, remedios naturales para la piel atópica, remedios naturales para la piel atópica, remedios naturales para la piel atópica, remedios naturales para la piel atópica, remedios naturales para la piel atópica, remedios naturales para la piel atópica, remedios naturales para la piel atópica

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
error: Contenido Protegido!!!