Minerales y vitaminas naturales

Minerales y vitaminas naturales

Minerales y vitaminas naturales

Nuestro cuerpo necesita un extra de vitaminas, minerales y oligoelementos que a veces, nuestra alimentación no puede suplir. Consumir estos elementos extraídos de forma natural es la manera más saludable de mejorar y cuidar de nuestro equilibrio corporal. Consume sólo aquellos minerales y vitaminas provenientes de las mejores fuentes naturales y sin aditivos químicos perjudiciales.

Encuentra en nuestra web los productos naturales más beneficiosos para tu salud.

Vitaminas y minerales naturales indispensables en tu dieta

Los expertos dietistas alertan de que cada vez existen más personas sobrealimentadas y al unísono malnutridas

Es paradójico: vivimos en la sociedad de la exuberancia y, no obstante, cada vez son más las personas que padecen déficit de vitaminas y minerales. Esto es lo que es conocido como “la doble carga de la malnutrición”, conforme explica el presidente de la Sociedad De España de Alimentación (SEN) y catedrático de la Universidad de Zaragoza, Luis Moreno. Calcio, hierro, potasio, vitaminas A,D y ácido fólico son ciertos nutrientes que, conforme las autoridades en alimentación, escasean en la dieta de múltiples segmentos de la población. No obstante, sobran comestibles ricos en sodio, grasas y azúcares añadidos.

La OMS (OMS) reconoce el inconveniente y advierte de que el alto consumo de bebidas o bien comestibles ricos en azúcares añadidos reduce la calidad nutritiva de la dieta, puesto que aporta una cantidad notable de energía carente de nutrientes. “Esto contribuye a acrecentar la prevalencia de obesidad, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, causas primordiales de mortalidad”, conforme explica Nancy Babio, presidente del Instituto de Nutricionistas-Dietistas de Catalunya (Codinucat).

Los especialistas apuntan que la falta de vitamina liposoluble de tipo D y la carencia de hierro son más usuales en las personas obesas. “En Latinoamérica se consumen muchas bebidas azucaradas, que no tienen un contenido nutricional añadido”, comenta como ejemplo Moreno. En este sentido hace hincapié en la recomendación de la OMS sobre la cuestión: los azúcares añadidos no deben representar más del diez por ciento de las calorías totales que consumimos al día.

Mas, ¿de qué manera ingerir la cantidad de vitaminas y minerales precisos para el buen funcionamiento de nuestro organismo? Hay unos valores de referencia de consumo diario que se pueden lograr mediante una dieta variada, equilibrada y saludable. Sin embargo, la doctora Babio puntualiza: “Si en nuestra ingesta no llegamos a consumir la cantidad recomendada en un día, no pasa nada, pues lo que se valora es una media de consumo. O sea, el día de hoy podemos consumir setecientos mg de calcio y mañana mil cien mg y de media consumiremos lo recomendado”.

Los dietistas consultados aseveran que todas y cada una de las vitaminas y minerales con los que trabaja el cuerpo humano son precisos y también indispensables. En este sentido el presidente de la SEN resalta, entre el conjunto de las vitaminas hidrosolubles, la relevancia de la B12, cuyo déficit causa el segundo género de anemia más prevalente entre la población -el primero se da a consecuencia de la carencia de hierro-. Además de esto, ayuda a robustecer el sistema inquieto, crea nuevo ADN y produce glóbulos colorados.

Entre las vitaminas liposolubles, en el contexto de países desarrollados, Moreno destaca el papel –“muy debatido en estos momentos”, apunta- de la vitamina liposoluble de tipo D. El dietista destaca el hecho de que esta vitamina se activa por la exposición a los rayos ultravioleta, con lo que aconseja tomar el solar a lo largo de unos minutos al día sin crema solar. “Evidentemente, cuando la exposición es prolongada, hay que resguardarse del sol”, matiza. La vitamina liposoluble de tipo D permite la asimilación del calcio que se deposita en los huesos. Es por esta razón que su déficit en el cuerpo humano está relacionado con la osteoporosis, enfermedad de la que cada vez se diagnostican más casos.

Comestibles ricos en nutrientes

La dieta mediterránea aporta “innumerables vitaminas y minerales”, apunta la presidente de Codinucat. Es por esta razón que la especialista en alimentación especifica los diferentes conjuntos de comestibles de esta dieta que asisten a cubrir todas y cada una de las necesidades nutricionales del organismo. Así, las verduras y frutas aportan potasio, magnesio, vitamina liposoluble de tipo A, ácido fólico; las legumbres, hierro, potasio y calcio; los frutos secos, magnesio, calcio y fósforo; los cereales integrales, fósforo y vitaminas del complejo B; los lácteos, calcio, fósforo, magnesio, cinc, yodo, potasio, vitaminas A, D, B2, B12; y los pescados o bien carnes magras – preferiblemente blancas-, hierro, vitamina B12.

¿Y de qué forma agregar estos comestibles a la dieta? La dietista aboga por hacerlo de la próxima manera: consumir a diario dos raciones de lácteos (1 taza de leche o bien su equivalente en dos youghourts), cuando menos dos raciones de verduras (dos platos y uno de ellos en forma cruda), tres piezas de frutas, tres-cuatro veces por semana pescado (el tamaño por servirnos de un ejemplo de la palma de la mano), dos-tres veces por semana carnes magras preferiblemente blancas (el tamaño por servirnos de un ejemplo de la palma de la mano), dos-tres veces por semana legumbres (1 pocillo tipo café en peso crudo); tres a siete veces por semana un puñado de frutos secos y cuatro-seis cucharadas a diario de aceite de oliva extra virgen; pan integral pasta o bien arroz integral.

¡Cuidado con la cocción!

Conforme los especialistas, las vitaminas liposolubles -la A, D, Y también y K- precisan grasa para su mejor absorción. “Así por poner un ejemplo, un sofrito favorece la absorción de los betacarotenos (vitamina liposolubre A) que hay en las zanahorias”, aclara la dra. Nancy Babio, que asimismo advierte de que muchas vitaminas son térmicamente inestables y su contenido reduce con el tiempo de manipulación. Este es el caso de las vitaminas C, tiamina (B1), riboflavina (B2) y el ácido fólico, que “pueden ser absolutamente destruidas en la cocción doméstica”, apunta.

En consecuencia, señala la especialista, “es esencial consumir los comestibles fuentes de estas vitaminas en forma cruda toda vez que se pueda”. Babio asimismo señala que algunos minerales como el calcio y el Yodo se pierden asimismo por la ebullición y el remojo. Una forma de aprovecharlos mejor es, por poner un ejemplo, usar el líquido excedente de la cocción para hacer una sopa o bien un caldo.

Otra forma de sacar el máximo provecho a los nutrientes es combinando comestibles. Esto es lo que sucede con las legumbres y las verduras de hoja verde obscuro, que se deben consumir, conforme la dietista, con carne o bien frutas cítricas o bien otras frutas y verduras que contengan vitamina C. Además, explica, se debe eludir consumir en exactamente la misma comida lácteos y también infusiones. El motivo es, conforme la doctora, que “el calcio de los lácteos como los taninos del té no favorece la absorción del hierro”.

Exactamente, el presidente de la SEN, Luis Moreno, alarma de que aún un porcentaje alto de la población padece falta de hierro, un déficit que causa el género de anemia más usual en la sociedad. El catedrático asimismo insiste en que un consumo perfecto de calcio previene la osteoporosis, un mineral que se halla sobre todo en los lácteos. “Hay que ser completamente definitivos al aseverar que sin la ingesta de 3 porciones de lácteos al día no lograremos el aporte preciso de calcio”, agrega.

Los síntomas de la malnutrición

Si a lo largo de largos periodos se consume menos cantidad de la recomendada de vitaminas y minerales, el organismo reacciona mostrando ciertos signos clínicos o bien síntomas de déficit, como palidez y cansancio, por poner un ejemplo en el caso de la carencia de hierro. Y si este hipoaporte sigue en el tiempo, el organismo va a ir agotando las reservas y aparecerán afecciones como la anemia.

Si te ha gustado éste contenido, también te recomendamos:

 

 

 

– productos naturales para la ansiedad – como bajar de peso con productos naturales – como broncearse con productos naturales – dieta con productos naturales – limpieza de la piel con productos naturales – productos naturales con colágeno y magnesio – productos naturales disfunción eréctil – productos naturales para el colesterol y triglicéridos – productos naturales para embellecer las canas – productos naturales para fortalecer los pulmones –

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
error: Contenido Protegido!!!